noticias

04 JUL
2017

Ruta del Mediterráneo central

La Comisión propone un plan de acción para apoyar a Italia, reducir la presión y aumentar la solidaridad

Ante la cada vez más apremiante situación a lo largo de la ruta del Mediterráneo central, la Comisión Europea formula hoy una serie de medidas inmediatas que pueden adoptar los Estados miembros de la UE, la Comisión, las agencias de la UE y la propia Italia.

Partiendo del trabajo realizado los dos últimos años para salvar vidas en el mar y gestionar el creciente número de llegadas a través de la ruta del Mediterráneo central, en este momento es necesario que todos los agentes redoblen y aceleren sus esfuerzos en consonancia con la creciente urgencia de la situación y con los compromisos asumidos por los dirigentes de la UE. Las medidas anunciadas hoy deben constituir la base de los debates en la sesión informal del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior que se celebra el jueves en Tallin.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado: La terrible situación en el Mediterráneo no es una realidad nueva ni pasajera. Durante los últimos dos años y medio, hemos logrado grandes avances en el camino hacia una verdadera política migratoria de la UE, pero la urgencia de la situación nos obliga ahora a acelerar seriamente nuestro trabajo colectivo y a no dejar a Italia en la estacada. Nuestros esfuerzos han de ir enfocados a la solidaridad, tanto con las personas que huyen de la guerra y la persecución como con los Estados miembros sometidos a una mayor presión. Al mismo tiempo, tenemos que actuar, en apoyo de Libia, para luchar contra los traficantes y reforzar el control de las fronteras, con objeto de reducir el número de personas que emprenden viajes peligrosos con destino a Europa.

Acciones destinadas a apoyar a Italia y reducir los flujos

La Comisión Europea propone una serie de medidas que deben adoptarse ahora para acelerar el trabajo colectivo de la Unión Europea a lo largo de la ruta del Mediterráneo central, incluyendo en particular las que se mencionan a continuación.

La Comisión:

  • seguirá reforzando la capacidad de las autoridades libias a través de un proyecto de 46 millones EUR, preparado conjuntamente con Italia;
  • apoyará la creación de un Centro de Coordinación y Salvamento Marítimo plenamente operativo en Libia;
  • aumentará la financiación dedicada a gestionar la migración en Italia, con 35 millones EUR adicionales listos para su movilización inmediata;
  • garantizará la plena movilización de las agencias de la UE:
la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (OEAA) está preparada para aumentar el número de equipos móviles que colaboran en la tramitación de solicitudes;
la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas debe estudiar urgentemente las propuestas de Italia en relación con la Operación Conjunta Tritón;
el contingente de reacción rápida de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, formado por quinientos expertos en retorno, está listo para desplegarse cuando Italia lo solicite;
  • pondrá en marcha y financiará, a partir de hoy y en cooperación con el ACNUR, un nuevo ejercicio de compromisos de reasentamiento, principalmente desde Libia, Egipto, Níger, Etiopía y Sudán;
  • trabajará con Libia para reforzar los controles en la frontera sur, en cooperación con los países del G5 del Sahel y los Estados miembros y con el apoyo financiero de la UE;
  • intensificará el trabajo para asegurar acuerdos en materia de readmisión (o acuerdos informales equivalentes) con los países de origen y de tránsito, con el apoyo de los Estados miembros;
  • seguirá cooperando con Níger y Mali en virtud del Marco de Asociación para evitar desplazamientos hacia Libia;
  • continuará colaborando con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para acelerar el retorno voluntario asistido desde Libia y Níger a los países de origen, incluso facilitando financiación adicional;
  • garantizará, junto con los Estados miembros, la plena aplicación del Marco de Asociación, incluso más allá de los cinco países prioritarios, utilizando incentivos tanto positivos como negativos;
  • garantizará, además de los 200 millones EUR movilizados en 2017 para la ventana del norte de África del Fondo fiduciario UE-África, una financiación equivalente para 2018 y los años posteriores con cargo al presupuesto de la UE y a los Estados miembros (véase el cuadro).

Los Estados miembros deben:

  • contribuir al Fondo fiduciario UE-África de un modo mucho más sustancioso, para complementar la contribución de 2 600 millones EUR al limitado presupuesto de la UE, en consonancia con los compromisos que asumieron en noviembre de 2015 (véase el cuadro);
  • acelerar la reubicación desde Italia respondiendo con más celeridad a las solicitudes italianas, incrementando sus compromisos y haciéndolos más frecuentes;
  • ayudar a involucrar a Túnez, Egipto y Argelia, junto con la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior, incitándoles a adherirse a la red del Mediterráneo SEAHORSE, e instar a Túnez, Libia y Egipto a declarar sus zonas de búsqueda y salvamento y a crear formalmente un Centro de Coordinación y Salvamento Marítimo;
  • acelerar los debates, conjuntamente con el Parlamento Europeo, sobre la reforma del sistema de Dublín, de modo que la asignación de las solicitudes de asilo en la UE resulte en un marco más estable para abordar estos desafíos en el futuro; y movilizar sus capacidades, junto a las de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, para apoyar el retorno de los migrantes irregulares desde Italia.

Italia debe:

  • elaborar, en consulta con la Comisión y sobre la base de un diálogo con las ONG, un código de conducta para las ONG que lleven a cabo actividades de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo;
  • cumplir sus compromisos en materia de reubicación:
registrando, con carácter de urgencia, a todos los eritreos presentes en Italia;
centralizando y uniformizando el procedimiento de reubicación;
posibilitando la reubicación de los menores no acompañados; y
mostrando una mayor flexibilidad en lo que respecta a los controles de seguridad acordados bilateralmente con otros Estados miembros;
  • aplicar rápidamente la ley Minniti, en particular:
creando capacidad adicional en los puntos críticos;
aumentando la capacidad de acogida e incrementando sustancialmente la capacidad de internamiento para alcanzar al menos 3 000 plazas urgentemente;
aumentando el período máximo de internamiento en consonancia con la normativa de la UE; y
acelerando notablemente el examen de las solicitudes de asilo en la fase de recurso;
  • intensificar los retornos:
aplicando procedimientos de retorno acelerado;
haciendo un uso más amplio de los procedimientos rápidos y los motivos de inadmisibilidad;
elaborando una lista nacional de países de origen seguros;
emitiendo decisiones de retorno junto con las decisiones en materia de asilo;
tomando en consideración el posible uso de restricciones de residencia; y
absteniéndose de proporcionar documentos de viaje a los solicitantes de asilo.
El plan de acción de la Comisión puede consultarse en su totalidad aquí.

Próximos pasos

La Comisión está trabajando en colaboración con la Presidencia estonia del Consejo, y las medidas presentadas hoy deben constituir la base de los debates sobre la ayuda inmediata a Italia que tendrán lugar en la sesión informal del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior del próximo jueves en Tallin.

Antecedentes

La Unión Europea y sus Estados miembros han formulado progresivamente una respuesta política más enérgica y articulada para salvar vidas y mejorar la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo central (ver aquí).

Sin embargo, la pérdida de vidas y los flujos migratorios persistentes de unos migrantes principalmente económicos en la ruta del Mediterráneo central constituyen un desafío estructural y siguen siendo motivo de preocupación grave y acuciante.

En el Consejo Europeo de los días 22 y 23 de junio de 2017, los líderes se comprometieron a actuar ya con decisión intensificando la coordinación y el cumplimiento de todos los elementos contenidos en la Declaración de Malta, el Marco de Asociación y el Plan de Acción Conjunto de La Valeta, apoyándolos con recursos financieros suficientes.

Actualmente, la Comisión está identificando acciones específicas que cada agente puede y debe adoptar para el cumplimiento de esos compromisos.

Italia ya ha ido dando pasos importantes para apoyar la cooperación con Libia en materia de gestión de la migración y para seguir mejorando la aplicación de la política migratoria de la UE en Italia. La reciente ley Minniti tiene por objetivo lograr que los sistemas italianos de asilo y de retorno sean mucho más eficaces de lo que son actualmente e identificar rápidamente a aquellos que necesitan protección, adoptando al mismo tiempo medidas que puedan facilitar el rápido retorno de los migrantes económicos.

Más información





Fuente: comunicado de prensa de la Comisión Europea ESpaña
Imagen: Sputnik Mundo




JULIO 2017
Promesa Unión Europea La UE en España Ciudad Autónoma de Melilla
PROYECTO MELILLA, S.A. Sociedad Pública para la Promoción de Melilla | Polígono Industrial Sepes. Calle la Dalía Nº26 | 52006 - Melilla | +34 952 679 804 | europedirect@promesa.net